Sindicatos

SUTPA denunció que Vialidad Nacional pone en peligro la continuidad laboral de 120 trabajadores del peaje en Santa Fe

27072256_720932408106150_6902426744121375827_n

El Sindicato Único de Trabajadores del Peaje y Afines, denunció que 120 puestos de trabajo se encuentran en peligro a partir de decisiones políticas de Vialidad Nacional en Santa Fe. El gremio, que lidera Sergio Sánchez, manifestó su preocupación y su estado de alerta ante la delicada situación por la que atraviesa el sector.

Desde SUTPA explicaron que “el Estado Nacional, a través de Vialidad Nacional, quiere realizar obras y mejoras en la Ruta 11 que atraviesa la provincia de Santa Fe – absolutamente necesarias – y distintos funcionarios, con oportunismo político y sin contemplar las consecuencias, han salido a difundir el levantamiento de las estaciones de Peaje”.

“En ningún caso los responsables toman en cuenta que de estas estaciones depende el sustento de 120 familias santafesinas. Con absoluta insensibilidad y sin contemplar el futuro de estos trabajadores, se los responsabiliza y se los castiga por el mal estado de la ruta mencionada y la falta de obras por parte del Concesionario”, señalaron desde la organización sindical.

El sindicato manifestó que “la posible pérdida de las fuentes laborales de estos argentinos – quizás hay que recordarle a los responsables su nacionalidad porque parecen haberlo olvidado – va a agravar la difícil situación económica de las comunas que atraviesa hoy en día esta Concesión”.

A través de un comunicado el gremio  interrogó: “¿En quién recaerá el servicio que presta hoy el Concesionario de Peaje ? ¿Recaerá en las arcas de los municipios o simplemente no se contempla este servicio vital para los miles de usuarios de esta ruta que sirve de conexión con el norte de nuestro país ?”.

“Demasiados interrogantes y demasiada incertidumbre. Esperamos que los responsables de la toma de decisiones analicen con detenimiento y cordura sus acciones futuras y aseguren una Argentina de crecimiento sin excluidos ni chivos expiatorios”, concluyeron desde el SUTPA.

Subir