CGT

Schmid: “El sindicalismo ha entrado en un profundo debate después de la reforma previsional y de la marcha del 21 de febrero”

Marcha-acto-Camioneros-21F-AE-8

Juan Carlos Schmid, miembro del Triunvirato que por el momento conduce la CGT, manifestó que el la conducción de la Confederación General del Trabajo implosionó en diciembre y que es necesario buscar los mecanismos institucionales para elegir un nuevo liderazgo.

“Yo ya he adelantado mi postura al rededor de la dirigencia del Triunvirato. El Triunvirato implosionó en diciembre cuando fue desautorizado en la organización de medidas de fuerza. Hay que buscar que se pongan en marcha los mecanismos institucionales para que se elija una nueva conducción”, expresó el titular de la CATT.

En declaraciones a FM La Patriada Schmid aseguró que “el sindicalismo ha entrado en un profundo debate después de la reforma previsional y de la marcha del 21 de febrero. Por lo tanto allí, en esa discusión abierta,  hay que elegir una conducción que represente la postura que están teniendo la mayoría de los trabajadores frente a este gobierno”. 

El dirigente sindical añadió: “La manifestación del 21 de febrero creo que tuvo suficiente fortaleza y volumen, más allá de la institucional de quienes marcharon y quienes no, como para ir registrando cual debería ser la relación que tiene el sindicalismo con la Casa Rosada. Estamos ahí, en el edificio de Azpardo, por cuestiones administrativas y de naturaleza orgánica pero bajo ningún punto de vista podemos tomar una resolución. De hecho no voy a avalar ninguna resolución que se tome teniendo en cuenta la crisis que estamos atravesando”. 

Schmid  también expresó su parecer sobre le modelo que implementa la gestión Cambiemos, “lo que está ocurriendo es que el trazado económico, que ha puesto en marcha el Pro, es un programa económico que afecta a los trabajadores y a los sectores mas vulnerables del país. Hay problemas muy serios y que no se están abordando como corresponde”. 

Por último el titular de la FEMPINRA aseguró que los cantos contra el Presidente en diversos espectáculos representan un “síntoma del malestar. En épocas de enorme dificultades para la libertad de expresión las canchas de fútbol siempre fueron un canal de expresión sobre lo que está ocurriendo. De modo tal que tampoco eso es nuevo. Lo que ocurre es que ahora aparece un Presidente que viene del fútbol y entonces eso tiene una repercusión más fuerte. Creo que el presidente Macri lo registra de otra manera por que viene de ahí”. 

 

Subir