Política

Plaini: “La crisis de la CGT no está separada de lo que le pasa al campo nacional y popular”.

Telam 18/01/2018 Mar de Plata: Sergio Palazzo, del gremio de bancarios (i); Omar Plaini, del gremio de canillitas (d) ingresan a la reunión que mantuvieron con Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, la CGT y otros sindicalistas, en el Hotel Perón de Gastronómicos. Foto: Alejandro Moritz/telam/aa

El Secretario General del Sindicato de Canillitas, Omar Plaini, le pidió al gobierno que preste atención a lo que expresaron los trabajadores en la 9 de Julio: “Hubo dos certezas que a mi me quedaron  y una expectativa.  La primer certeza es que fue multitudinaria. La segunda certeza, que los trabajadores solos nos sabemos cuidar, no necesitamos que nos cuiden. Porque cuando nos dicen que nos cuidan generalmente nos viene a meter infiltrados”. 

“La expectativa que me queda es que a partir de ayer comienza una guía rectora de lo que debe ser la reconstrucción de lo debe ser el campo nacional y popular. Yo no quiero que me corran todo el tiempo con el republicanismo porque nosotros, que estamos en el campo nacional y popular somos republicanos y esta cosa despectiva, que nos tratan de populistas, hace redoblemos el esfuerzo. Qué quiero decir con esto, que nosotros el próximo año tenemos que presentar a la ciudadanía una alternativa con un programa socio-económico que este en las antípodas de éste modelo”, explicó Plaini.

El dirigente sindical sostuvo que ” no puede ser, el campo sindical, la fuerza de choque a la hora de la derrota y a la hora de conformar una representación del campo nacional y popular por el sector político nosotros seamos la rama seca”. 

En declaraciones a Radio Télam, Plaini señaló: “La crisis de la CGT no está separada de lo que le pasa al campo nacional y popular. Sobre todo al peronismo, la gran mayoría de nosotros somos peronistas. Hay un formato que se agotó y es el formato de la superestructura. Hoy no hay un líder que concilie las expectativas de la totalidad de las organizaciones sindicales confederadas”. 

“Creo que tenemos una gran oportunidad para innovar, para animarnos a innovar, de probar algo más horizontal, con un formato nuevo, con una metodología y un programa. Ojalá yo sea el equivocado.  Sé que estoy nadando en aguas turbulentas y tal vez solo, pero yo no veo sinceramente, a presente y a futuro inmediato un dirigente, un hombre o una mujer, que concentre las aspiraciones, las convicciones y pueda llamar a todos al pie para conducir esa CGT”, argumentó el sindicalista.

 

 

Subir