Política

Pablo Moyano activó un frente sindical opositor con los gremios que se movilizaron el 21F

1927c6fe-7317-433d-ada1-b9b699df8d33

*Por Redacción

Luego de su salida abrupta de la CGT, Pablo Moyano, se reunió con diversos referentes sindicales y sociales que participaron en la masiva movilización del 21F. El objetivo del encuentro se centró en afianzar la unidad programática y consolidar un bloque sindical opositor al Gobierno.

Desde el Sindicato de Camioneros señalaron que “el 21F dimos una muestra categórica de que los trabajadores sabemos cuidarnos solos y es el Movimiento Obrero unido el que lleva adelante esta forma de resistencia contra las políticas neoliberales del gobierno macrista y la actitud encubridora de la conducción de la CGT, ante la alarmante situación del país”. 

“Es por eso que nace una nueva organización que estará formada por el gremio de Camioneros, Bancarios, ambas CTA, Canillitas, SUTEBA, Curtidores y movimientos sociales. Tendrá como objetivo ser una Corriente Sindical Federal y Popular”, indicaron las fuentes sindicales.

Los ejes centrales del encuentro tuvieron que ver con una actuación de “acuerdo a las necesidades obreras y populares. Identidad para enfrentar, en mejores condiciones al gobierno anti-obrero y a las patronales. Asambleas de base y paros activos”. 

A través de un comunicado las organizaciones sindicales expresaron que “no hay nuevas etiquetas que consideren a nuestra doctrina ni a nuestra ideología. Vamos a hacer lo que la lucha obrera nos requiera. En la acción estratégica la sucesión de valores de todo trabajador es la siguiente: Primero el “laburante”, después la ideología y luego los hombres”. 

La intención de éste nuevo bloque sindical es ser “un frente horizontal profundo e interactivo para consolidar este espacio como punto de llamado a la sociedad, como inferencia para consolidar una organización con vocación sindical y social”. 

Mientras la expresiones mediáticas corporativas declaman la ruptura permanente, para ocultar la nueva conformación sindical, el moyanismo busca oxigenar su propia fuerza sindical en una sólida unidad. El enfrentamiento a las políticas neoliberales parece no tener marcha atrás y se esperan anuncios sobre una nueva movilización hacia finales de marzo, principios de abril. Tampoco se descarta un acto multitudinario, con paro activo, para el 1° de mayo.

 

Subir