Política

Mensaje del Papa Francisco a los dirigentes sindicales del mundo: “Hagan justicia juntos, pero en solidaridad con todos los marginados”

23844509_10214334507541363_3649347051304355755_n

El Papa Franciso clausuró el Encuentro Internacional de Organizaciones Sindicales a través de una misiva dirigida a los representantes gremiales de todo el mundo que se dieron cita en Roma. El Sumo Pontífice por problemas de agenda no pudo cerrar personalmente el encuentro pero dejó un mensaje en sintonía con la encíclica Laudato Si.

“Les ruego se cuiden de tres tentaciones. La primera, la del individualismo colectivista, es decir, de proteger sólo los intereses de sus representados, ignorando al resto de los pobres, marginados y excluidos del sistema”, expresó Francisco en su carta a los representantes gremiales.

El Papa sostuvo: “Sindicato es una palabra bella que proviene del griego dikein (hacer justicia), y syn (juntos). Por favor, hagan justicia juntos, pero en solidaridad con todos los marginados”.

“Mi segundo pedido es que se cuiden del cáncer social de la corrupción. Así como, en ocasiones, la política es responsable de su propio descrédito por la corrupción, lo mismo ocurre con los sindicatos”, enfatizó el Pontífice.

En tal sentido agregó que “es terrible esa corrupción de los que se dicen ‘sindicalistas’, que se ponen de acuerdo con los emprendedores y no se interesan de los trabajadores, dejando a miles de compañeros sin trabajo; esto es una lacra, que mina las relaciones y destruye tantas vidas y familias”. 

En su mensaje el Papa pidió a los representantes sindicales de todo el mundo que “no dejen que los intereses espurios arruinen su misión, tan necesaria en los tiempos en que vivimos.  El mundo y la creación entera aguardan con esperanza a ser liberados de la corrupción. Sean factores de solidaridad y esperanza para todos”.

Peter Turkson fue el cardenal encargado de leer la misiva de Francisco ante más de 300 representantes gremiales: “El tercer pedido es que no se olviden de su rol de educar conciencias en solidaridad, respeto y cuidado”. 

 

 

Subir