Producciones AGN

“La Patria no es de la derecha. La Patria no es de los gorilas. La Patria es del Pueblo”

DSC_0018

Por Gustavo Ramírez

Fue un 25 de Mayo especial. Más de 800 mil personas se congregaron en el Obelisco para repudiar las políticas del gobierno de Mauricio Macri y rechazar el acuerdo con el FMI. Organizaciones sociales, políticas, sindicales, familias y gente sola, participaron de una jornada histórica.

El día espléndido sirvió como cobijo para las ciento de miles de almas que salieron a ganar las calles. Si bien la bronca y el descontento social fueron ejes de cánticos y pancartas, el clima que se vivió en la 9 Julio fue festivo. Una festividad que mostró la originalidad de la expresión popular en un territorio heterogéneo, donde la participación multisectorial dio cuenta de que la unidad en la acción es fuerte a pesar de las campañas anti-sindicales y anti-populares.

Los medios corporativos y sus periodistas serviles hicieron malabares para ocultar la masiva protesta. Una nueva maniobra que deja al desnudo la miserabilidad de un periodismo que ha perdido el rumbo deontológico para convertirse en un reducto de idiotas útiles. Estos agentes del neoliberalismo son los que contribuyen a extremar los ejes represivos de un gobierno violento y ponen en peligro la Patria.

Cuando las calles hablan hacen tronar el escarmiento. El ataque sistemático a las organizaciones sindicales no ha tenido el efecto deseado por el Ejecutivo del capital financiero. Todo lo contrario. Las fuerzas sociales se encuentran dinamizadas en la resistencia y cuantos más son bombardeadas consolidan sus lazos de solidaridad y unidad, desde abajo hacia arriba. El avance de Cambiemos se ha dado la cabeza de lleno contra un muro social que le ha cerrado el paso. La clase trabajadora es consciente de su pasado y de su presente.

No perdemos ni la fe, ni la esperanza, ni el hecho patriótico de estar acá. Más allá que hace dos años y medios que venimos batallando en contra de un gobierno de oligarcas. En contra de un gobierno que hoy nos trae al Fondo Monetario Internacional, cuestión que aquí estamos rechazando. Tenemos todas las granas, todas las fuerzas de decir: Viva la Patria. Para tener un 25 de Mayo en el camino para festejar, para gritar, para cantar y para decir que el pueblo y los laburantes están de pie”, reseñó para AGN Prensa Sindical, el Diputado Nacional y Secretario General del Sindicato de Obreros Curtidores, Walter Correa.

Satisfacción y alegría. Esa fue la expresión que se dibujó en el rostro de los dirigentes que circulaban bajo el escenario principal. El momento emotivo, de ese espacio, pasó desapercibido para muchos. Roberto Baradel y Hugo Yasky se fundieron en un abrazo que sintetizó cada sentimiento que también se plasma en la lucha. No es un momento sencillo para el sindicalismo. Queda mucho camino por recorrer. Muchas batallas por pelear. Pero el apoyo a los dirigentes crece. Pablo Moyano los experimentó en cada paso, por ejemplo, porque los manifestantes no dejaban de aplaudirlo y darle muestras de afecto. Los mismo ocurrió con Sergio Sánchez, titular del SUTPA.

Quienes quieren denostar al Movimiento Obrero, por derecha o por izquierda, con el argumento de escisión entre el sindicalismo y sus bases ignoran lo que se palpa en la calle. Desconocen el lazo de identificación social que hermana, dentro del mismo terreno, a los dirigentes con sus trabajadores y a ambos con las banderas históricas de la Justicia Social. Durante la semana esto fue evidente tanto en la Marcha Federal Docente como la jornada de protesta realizada por los gremios marítimos, portuarios y del la industria naval.

Correa se mostró enfático, no había motivos para ocultar las emociones. Para el dirigente el impulso de semejante movilización “es el resultado de doce años de gobierno nacional y popular. La Patria no es de la derecha. La Patria no es de los Gorilas. La Patria es del Pueblo”. 

Los actores Paola Barrientos y Omar Núñez,  fueron los encargados de leer el documento que elaboraron las organizaciones convocantes. De fondo los cánticos estridentes trazaban analogías imperecederas con el pasado histórico. El 25 de Mayo se desprendió del yugo escolarizado y adquirió significado político.

 

DSC_0034
DSC_0001

 

*Director periodístico de AGN Prensa Sindical

Subir