Sindicatos

Gerardo Martínez aseguró que el Triunvirato cumplió una etapa y no se despega del discurso macrista sobre el camino del dialogo.

Gerardo-Martinez

Gerardo Martínez, Secretario General de la UOCRA y miembro del Consejo Directivo de la CGT,  expresó que la conducción del Triunvirato “cumplió una etapa”. El dirigente adelantó que se busca convocar a un nuevo Comité Central Confederal para elegir una única conducción.

El líder de los trabajadores de la construcción se bajó, junto a otros dirigentes, del viaje propuesto por Jorge Triaca. El impacto de la movilización del 21 de febrero expuso a los dirigentes del bloque de los Gordos e Independientes y obligó a los mismos a modificar su agenda.

En tal sentido Martínez hizo hincapié en la necesidad de “convocar a un nuevo congreso normalizador para dentro de unos meses, porque este ciclo del triunvirato requiere barajar y dar de nuevo”.

Sobre la movilización multisectorial que lideró Camioneros, el titular de la UOCRA, expresó: “Somos respetuosos de las acciones determinadas por el gremio de camioneros. No hubo consenso en los distintos sectores que confluimos en la CGT”. 

Martínez, en línea con el discurso del Gobierno,  insistió que  “la protesta por la protesta no tiene sentido si no va acompañada de una propuesta y una mesa de diálogo”.

En otro orden el sindicalista se permitió pensar en la incorporación, a la CGT, de organizaciones como la CTEP: “El movimiento sindical estructurado, regularizado, tiene que asumir un compromiso solidario con los compañeros que quieren trabajar y no consiguen trabajo, tener una alianza estratégica con ellos. No puede haber un movimiento sindical que sólo plantee la defensa de aquellos que tienen trabajo regularmente”. 

Finalmente Martínez hizo referencia a la negociación salarial que lleva adelante su gremio y destacó que “lo que estoy cerrando es lo que habíamos pactado en 2017. Nunca puse cláusula gatillo. Se habla que, de acuerdo a la situación macroeconómica, nos volveremos a reunir. La clausula gatillo me parece un cliché utilizado periodísticamente. Lo que sí figura es la sensatez de que si esto firmado como base no se da, dentro de cinco o seis meses nos volvemos a reunir y actualizamos los valores sobre la base del costo de vida”. 

Subir