Política

Despidos masivos en la TDA y beneficios para el Grupo Monopólico Clarín.

bbx_416284930_foto_2272

*Por Redacción

Mientras el Gobierno favorece el escenario para que Clarín monopolice el espectro comunicacional sin reparos, más de 180 trabajadores de la Televisión Digital Abierta fueron notificados éste martes que no se les renovará el “vínculo contractual”.

Señales como  Paka Paka, Encuentro y DeporTV, con una ocupación de 240 personas, quedan con esta medida prácticamente vaciadas. El área de contenidos de la TDA también corre serios riesgos de desaparecer. De esta manera el Ejecutivo completa la vieja idea de Macri de hacer desaparecer la televisión gratuita y de calidad.

En éste contexto los trabajadores recibieron la miserable “oferta” de dos meses de indemnización. Cabe recordar que hace una semana el ENACOM avaló la fusión de Cablevisón-Telecom lo que le otorga la suma del poder comunicacional al Grupo Clarín.

“En principio, Clarín brega por eliminar la competencia. Contrariamente al ideario que manifiesta, el Grupo anhela poseer todas las vías comunicacionales sin equivalentes, grandes o chicos, en su derredor. Las preocupaciones empresariales no han estado orientadas a generar productos de mayor calidad –la ausencia de objetividad es ostensible- sino a quebrar cualquier perspectiva que pueda cautivar las preferencias públicas”, escribió el periodista Gabriel Fernández en el portal La Señal Medios.

De ésta manera el régimen macrista propició, desde el inicio de su gestión, el escenario favorable para el crecimiento exponencial del Grupo. La eliminación de Fútbol Para Todos fue sólo el comienzo, la derogación de la Ley de Medios Audiovisuales es otro de los puntales de dicha estrategia, además de ser una demanda de  Magnetto. Las consecuencias tienen impacto no sólo en el mercado de comunicaciones, sino también en los trabajadores del sector que pierden sus fuentes laborales ante la mirada cínica del Gobierno.

Gabriel Fernández sostuvo: “La lucha de Magnetto ha tenido como epicentro exigir al Estado la eliminación de las competencias y favorecer la concentración. Cabe reafirmarlo porque a nivel público la enunciación de los preceptos del Grupo son bien distintos, en verdad contradictorios con su propia acción. Para lograrlo, además de presionar y cooptar funcionarios y jueces, lo cual implica un delito en sí mismo, cometió todas las tropelías imaginables en el mundo empresarial”. 

Subir